La innovación en la tecnología de las baterías empieza y termina con nosotros

A medida que avanza la tecnología de los vehículos, es el poder de la colaboración entre ECOBAT Battery Technologies y los fabricantes de equipos originales lo que permite desarrollar la innovadora tecnología de baterías que estos eligen. El modelo VMF Start Stop AGM (Absorbent Glass Mat) constituye uno de los desarrollos más recientes en la tecnología de baterías de vanguardia. Se adapta de manera ideal a los vehículos equipados con sistemas automáticos de arranque y parada o con sistemas de frenos de tipo regenerativo. En los vehículos con funciones de arranque y parada automáticas, la VMF Start-Stop AGM garantiza un rendimiento fiable con un reducido tiempo de respuesta cada vez que se usa.

La tecnología de la batería VMF Start Stop AGM

El electrolito de la batería VMF Start Stop AGM está completamente sujeto en una estera absorbente de fibras de vidrio muy finas, lo que permite el paso a través suyo de mayores cantidades de energía. Actualmente, estas baterías AGM de nueva generación se montan de fábrica en la mayoría de los vehículos equipados con sistemas automáticos de arranque y parada y, gracias a diversos acuerdos de colaboración en el ámbito de la fabricación, se están convirtiendo en una característica habitual en muchas otras áreas, desde los vehículos comerciales hasta las caravanas, pasando por lanchas a motor, motocicletas, barcos y muchas más.

Arrancadores VMF

Arrancadores de batería ultracompactos, ultrapotentes y ultraseguros

Nos basamos en los requisitos de nuestros clientes para especificar exclusivamente los productos que mejor se adapten a sus necesidades a la hora de impulsar su trabajo, su ocio, etc., y les ayudamos así a mejorar tanto los servicios que ofrecen como los beneficios que obtienen. Y eso es precisamente lo que ofrecemos con nuestros potentes arrancadores ultracompactos de iones de litio, que son robustos, seguros y fiables.

El arrancador VMF, que dispone de una tecnología de seguridad patentada que garantiza la ausencia de chispas en las conexiones y ofrece protección contra la polaridad inversa, puede suministrar corrientes de arranque de hasta 4000 A. Dejar el arrancador descargado no tiene efectos perniciosos y es capaz de conservar su carga durante más de un año. Los arrancadores VMF pueden alimentar sus dispositivos preferidos de 12 V (incluidas bombas para neumáticos, inversores, luces, etc.) y hasta 500 lumen de luz. También son muy adecuados para el uso en condiciones extremas de funcionamiento y satisfacen los requisitos de fiabilidad más exigentes; un arrancador VMF puede forzar el arranque del motor diésel de 10 l de una cosechadora a temperaturas de -10 ºF.

Potencia y seguridad para el automóvil, el deporte y el ocio

Entre la gama de arrancadores VMF se encuentra la opción Boost Sport, diseñada para aplicaciones de los deportes del motor como motocicletas, vehículos de tracción integral, pequeños vehículos todoterreno, vehículos cortacésped y para jardinería, etc. Tiene la potencia suficiente para arrancar aplicaciones de mayores dimensiones, como coches y camiones de hasta 4 l, e incluye unas pinzas de precisión para baterías diseñadas para conectarse a las baterías y terminales más pequeños. El arrancador Boost+ está concebido para un amplio abanico de aplicaciones en vehículos, tanto en coches, como en camiones y SUV, y tiene la fuerza necesaria para arrancar motores diésel que requieren más potencia. De hecho, el Boost+ puede arrancar casi cualquier aplicación, incluso en condiciones de frío extremo.

Comprobadores VMF

Los comprobadores VMF verifican el estado de una batería en segundos

A medida que la tecnología moderna evoluciona, cada vez son más los fabricantes de vehículos que implementan funciones automáticas de arranque y parada con gestión inteligente de la batería y su carga. La estrecha colaboración con grandes marcas ha impulsado el desarrollo de las baterías Start-Stop, que son extraordinariamente avanzadas y que actualmente se montan de fábrica en casi todos los vehículos equipados con sistemas automáticos de arranque y parada; ahora mismo se están estableciendo marcos de colaboración muy parecidos en muchas otras áreas, desde los vehículos comerciales hasta las caravanas, pasando por lanchas a motor, motocicletas, buques y muchas más. En los vehículos con funciones de arranque y parada automáticas, la verificación de la batería con los comprobadores VMF garantiza un rendimiento fiable con un reducido tiempo de respuesta en cada uso. Tanto si sustituye la batería por otra del mismo tipo como si cambia de tecnología, un comprobador VMF desempeña su cometido en segundos.

Mantenga las baterías en estado óptimo para que puedan prestar servicio ininterrumpidamente

Los comprobadores VMF son rápidos y fáciles de usar. El módulo de control de la batería gestiona la degradación de esta y la carga en consecuencia a fin de que tanto la batería como la aplicación mantengan el mejor rendimiento posible. Si el ciclo de trabajo de la batería provoca una descarga demasiado profunda, el módulo de gestión de la batería registra un código de fallo para facilitar el diagnóstico; así el usuario puede revisar rápidamente el sistema de carga y, si este no presenta ninguna avería, reemplazar la batería. Sus seis botones de función bastan para navegar con facilidad por las estructuras de menús y validar la sustitución de la batería en tan solo 60 segundos. En definitiva, nuestros comprobadores VMF se encargan del mantenimiento y la carga de las baterías para que estén en óptimo estado y puedan prestar a los usuarios un servicio ininterrumpido.